Thursday, May 26, 2011

El año pasado empecé un libro plenamente escrito en Italiano, titulado 'Da Quella Sera', y para el que he escrito tres poemas, uno de ellos, el que sigue -traducido-, y para mí, de lo mejor que he escrito ultimamente. Se refiere al 22 de Octubre de 1992, día en que escribí mis primeros 22 poemas.



Desde Aquella Tarde

El otoño había llegado
con él, un nuevo curso
acababa de
comenzar

Los días marrones
el sol siempre surcaba
el amarillo cielo
las tardes eran largas hasta
que te encontré;

Te encontré por casualidad
aquella tarde, que nunca he
olvidado
te había encontrado, ¿por qué te
perdí?
Te buscaba todos los días, pero te marchaste
¿dónde estás ahora, felicidad mía?

Desde aquella tarde, aquella tarde
tantas palabras escuché
hermosas, hermosas palabras
pero tras ellas, la tristeza escondida

Te extraños todos los días
necesito tu presencia
¿por qué no vienes alguna vez?

Aquella tarde la guardé para siempre en mi memoria
aquella tarde, deseé que mi alegría
no tuviera nunca fin
aquella tarde, pensé que la vida
podría ser diferente
que se terminaría mi tristeza
que el otoño, por primera vez
sería divertido
que se acabaría la nostalgia.


(30 de Octubre de 2010)


De 'Da Quella Sera' (2010-)




He retomado la lectura de 'Das Stunden Buch' -'El Libro de Horas'- del gran Rilke, y de paso, que nunca viene mal, es una forma de recordar el idioma Alemán, uno de mis favoritos, ya que la edición que tengo es bilingüe, y lo estoy leyendo en ambas lenguas. También estoy leyendo 'Soledades. Galerías. Otros Poemas', de mi maestro Antonio Machado, y del que estoy disfrutando mucho, sobre todo por el tema recurrente del Otoño..

Por otro lado, y con motivo -indirecto- del fin del curso, hace varios días que me ronda la cabeza un poema, que voy a tratar de escribir. El tema, el de siempre, para variar, una persona/sentimiento conocido hace tiempo y que se añora.


El Último Viaje


Recuerdo aquella tarde en la playa
paseando, sola
bajo el sol de la tarde
de la primavera temprana
acompañada por las embravecidas olas
que rugían enojadas;

Recuerdo el color de aquel Otoño;
siempre fue especial
se dibujaba el arrebol sobre las ventanas cerradas
no se marchaban tus palabras con el viento
sino con el rápido cabalgar
que caracteriza al tiempo;

Las nubes rosadas de la caída de la tarde
ganaban en belleza con tu recuerdo
mas, ¿qué queda ya, de todo aquello?
Sabía desde el principio de tu marcha
¿Servirían de algo mis lágrimas?

Paseo sola, como siempre
siempre junto al mar
a veces me convierto en ser inerte
que ni piensa ni siente
se limita a recordar
las olas me hablan, ¡me llaman!
pero te tengo a ti en mente
y no me puedo marchar;

¿Qué he sido yo para ti, qué sería?
Tú para mi, una ilusión inútil
fuerza para el día a día
viento fresco, energía positiva
un gran castillo de arena derrumbado al final;

Te pediría que me acompañaras en éste mi último viaje
te hubiera pedido que entendieras mis lágrimas
en medio de tus palabras
no es aún demasiado tarde
lo dice todo una mirada que anhela y desespera
una mirada ilusionada pero perdida
al saberse la ilusión imposible desde el inicio;

Quizás quisiera que no dijeras nada
que no pronunciaras palabra
y verte marchar desde la distancia
quizás hubiera querido que la lluvia Otoñal
hubiera ocultado las tardes doradas.



(26 de Mayo de 2011)


De 'Nubes de Otoño' (2010-)



En principio está acabado, pero igual me vuelve la inspiración y lo continuo... O sea que se puede convertir en la historia interminable.

'Charlotte on the Lake District' -'Charlotte en el Distrito de los Lagos'-, fue uno de los dos libros que escribí cuando me convertí en fan de The Cure, allá por Marzo del 2002. El título tiene su interpretación propia: 'Charlotte' es el nombre de la protagonista de una de las obras de Penelope Farmer, 'Charlotte Sometimes', libro en el que Robert Smith -cantante de The Cure- se inspiró para escribir tres canciones, , la homónima, 'Charlotte Sometimes' (1981), 'Splintered in her Head' (1981), y 'The Empty World' (1984), cada cual más hermosa y plenamente fieles al libro. Por otro lado, 'The Lake District', es una región de Inglaterra, concretamente del condado de Cumbria, y que está asociada a los poetas románticos, de los cuales soy una absoluta admiradora: John Keats -uno de mis poetas Ingleses preferidos-, Wordsworth y Coleridge. Yo había leído en una biografía sobre The Cure, que durante la elaboración del quinto álbum de The Cure, 'Pornography' -que nadie se asuste, que no van por ahí los tiros, o eso dice Smith;, por otro lado, en mi modesta opinión, es el mejor álbum de The Cure-, él se había marchado al Distrito de los Lagos buscando inspiración en el lugar y en poetas románticos, y yo, que por aquel entonces, y como se diría en Italiano, 'ero innamorata cotta di lui', le puse el titulo al libro que estaba escribiendo de 'Charlotte on the Lake District'. La elección del nombre también viene porque en la comunidad Cure Española, o sea, en el club de fans oficial, al cual pertenezco, me conocen con el nick de 'Charlotte'.

Rollos aparte, el libro es totalmente surrealista, como lo es su contemporáneo 'Goth Air, Thou One of my Painful Loefs art', 'Aire Gótico, eres uno de mis Amores más Dolorosos', escrito con partes en Inglés antiguo, ya que por aquel entonces yo escuchaba mucho 'Goth Metal' y hay muchas canciones escritas en este tipo de Inglés, que además en la época, estaba estudiando en la carrera. Todos los poemas, los de ambos libros, están dedicados a Robert Smith -que para los 22 años que tenía ya podía haber dejado los amores platónicos atrás, no es por nada-. La mayoría describen escenas extrañas, y hay multitud de referencias a The Cure, para variar. Está lejos de ser de lo mejor que he escrito, pero tienen su parte interesante.

Los poemas que he elegido son de los primeros de 'Charlotte...' y están escritos originariamente en Español. El tema del piano es muy recurrente en m
i poesía, pues es mi instrumento preferido junto con el violín, el clarinete y la guitarra. Durante años he tratado de aprender a tocarlo sola, con las nociones básicas de solfeo que adquirí en el colegio y en el instituto, pero al no avanzar a la velocidad deseada, me ha deparado muchas frustraciones. También es una figura, un motivo de recuerdos de la infancia, ya que afuera de dónde se encuentra el salón de actos de mi colegio, hay un piano viejo, que yo tocaba en muchos de los recreos en soledad que pasé dado mi carácter tímido y retraído. La foto la tomé el año pasado durante las fiestas anuales. Y finalmente, y no me enrollo más, aparece en algunos de mis primeros poemas dedido a la influencia del modernismo de Antonio Machado y Rubén Darío -especialmente tras leer fragmentos de 'Azul', de Darío, allá por Octubre del 92, cuando tenía 12 años-, cómo simbolo de musicalidad.




Así que te compraste un piano...
¿Me permites tocarlo?

Es tan brillante...
Se que está afinado
¿No tienes más excusas?
Si lo que quieres es que
me marche, lo entiendo
pero antes quiero interpretar
algo tuyo, si lo prefieres;

Así que te compraste un piano,
¿me permites tocarlo?


(18 de Mayo dd 2002)




You are my Personal Nightmare

You are my personal
nightmare
which appears in every single one
of my meaningless nights
I hate you and I love you
at the same time
i love you and I hate you
I only feel you in dreams
I know you, however
I know you slightly
you are a nightmare
but also a beautiful dream never come true

When someday I don't wake up
I want to dress in black
and go to meet you
I have to love you without faith*
without the faith of being alive
then I'll fade away
in 17 seconds**
I'll hate you abd I'll love you
all at the same time
I want to go to meet you
wrapped in the black halo
that always
surrounds me.


(8 de Mayo de 2002)



* ** 'Faith' y 'Seventeen Seconds' son títulos de álbumes de The Cure.


De 'Charlotte on the Lake District' (2002-2004)


Monday, May 23, 2011

A veces era mejor no decir nada
y dejar que las palabras fluyeran sin rumbo
porque casi era un privilegio que me hablaras
y cada momento se convertía en un minuto;

No es que no pudiera sostener tu mirada
ni que no me interesara todo aquello que decías
mas no podía evitar sumergirme en mi mundo
cada vez más, conforme avanzaban los días;

No se si para ti era algo
pero yo bebía, aún bebo, de esta locura
esta locura que me resta sueño
locura de la que no quiero salir, no quiero ayuda;

Porque si salgo de ella no habrá nada
nada que esperar ni en qué creer
porque esta locura no es más
que abrazar una esperanza, aún cuando sabes
que aquello que ansías
nunca lo vas a obtener.


(26 de Abril de 2011)



De 'Nubes de Otoño' (2010-)


Saturday, May 21, 2011

Sobre un Otoño Lejano

Te tengo cerca

pero te siento lejos
y aunque me mires a los ojos
no es a ti a quién yo observo
con cada parpadeo el tiempo avanza
un tiempo en el que he creado
falsas esperanzas;

Te tengo cerca
pero tan lejos te siento...
Si a mi te diriges
a veces no se qué contestarte
porque no escucho tus preguntas
no escucho tus palabras
escucho la lluvia otoñal
que sonaba en las ventanas
hace tanto tiempo ya;

Te tengo cerca
pero estás tan lejos
como aquellos momentos de vida
que con locura anhelo;

Se que más te vas a alejar
ese momento se acerca ya
no quiero que veas mis lágrimas
¿por qué no vuelves?

De nada sirve que entorne los ojos
de nada sirve que me veas llorar
hay distancias que nunca podré recorrer
y la que hay entre tú y yo, es una de ellas.


(21 de Mayo de 2011)


De 'Nubes de Otoño' (2010-)



El mismo tema de siempre, para variar, recuerdos de un Otoño muy lejano.

Thursday, May 19, 2011

Si escribiera un libro sobre el otoño
anotaría la felicidad de tantos días
con hermosa letra, y un escribir cuidadoso.

Dibujaría el tono amarillento de las hojas
que, arrastradas a veces con fiereza por el viento
cantaban su particular canción
dibujaría las olas gigantescas
de algún posible temporal
pero no podría anotar tus palabras
pues en otoño, pocas me quisiste dedicar.


(19 de Mayo de 2011)


De 'Nubes de Otoño' (2010-)


Wednesday, May 18, 2011

La horas de sueño eran un gran alivio
tras los días apagados, muertos
ahora se extienden como el hastío
que merma mis fuerzas no a paso lento;

Si las horas de otoño recuerdo...
¡Ay, qué angustia y tristeza me invaden!
Pronto otro otoño y sus arreboles habrán vuelto
Pero ya no será igual... ¡Maldito tiempo veloz!


(18 de Mayo de 2011)


De 'Nubes de Otoño' (2010-)


Hay dos clases de muerte:
la que se da en vida
y la que te deje inerte;
la primera es más sufrida
cuentas los días que se suceden
la segunda, tan veloz y temida...
Se lleva a quienes quieres.



(18 de Mayo de 2011)


De 'La Soledad del Tiempo' (2010-)

Monday, May 9, 2011

Hace pocos días he terminado de leer 'Campos de Castilla' -increible que no lo haya leído antes-, y hoy, una antología del mayor de los Machado. Ahora estoy leyendo 'Cántico' de otro grandíoso poeta español, Jorge Guillén, y, podría decir, mi inspiración más directa -la antología que leí el año pasado- a la hora de escribir una de mis mejores obras -si se la puede calificar así-, 'Días de Otoño, Tardes de Invierno'.

Me gustaría leer 'Poeta en Nueva York', de Lorca, pero soy un poco reticente, en el instituo leí 'Romancero Gitano' y no me gustó nada. En este sentido soy un poco extremista, o adoro algo, o lo detesto.

Y sigo sin encontrar 'El Rayo que no cesa', de Miguel Hernández, no se dónde lo puse.

Saturday, May 7, 2011

Arena de Playa Vacía

Ya sea de arena, de barro, o piedra
siempre he necesitado a alguien admirar
en una vida que a veces semeja ser eterna
sobre la que a veces, ilusiones me atrevo a proyectar;

He muerto tantas veces ya
que con frecuencia temo
no reconocer el momento real
tantas veces me ha rodeado el silencio
la apatía, la desesperanza, y la soledad
que no se si vivo, o si he muerto
si he dejado, ¡al fin! todo este dolor atrás;

Y te preguntarás, por qué te cuento todo esto
pero con alguien, el ser humano, necesita hablar
hablar conmigo misma, no tiene mucho sentido
y aunque seas cual castillo de arena
derribado por las olas maravillosas de la playa.
gracias por escuchar.


(22 de Abril de 2011)




El Mundo Muerto

Como cae la noche
como la nada que es el desierto
como la soledad duradera
a la que estamos condenados los poetas
así es como me siento;

El río seco, nostálgico de su pasado
la felicidad, extraña y huidiza pasajera
dejaron sus huellas en la vida
los ojos ojerosos de tanto llorar
de las horas de sueño imposibles
de las pretensiones demasiado altas;

Desde cuesta arriba la bajada es terrible
tras haber subido entre nubes
tras haber volado hacia aquello que anhelaba;

Déjame que duerma, pues si duermo
en nada pienso
nada anhelo, solamente un día más
de sueño
déjame que te mire una vez más
que vea en ti las ilusiones caídas
que la felicidad perdida
me haga un último guiño:

No sueltes mi mano
pero déjame marchar
dejaré en pie esta maldita ilusión
que, peldaño a peldaño
he ido construyendo
buscando el camino adecuado.


(24 de Marzo de 2011)



De 'Nubes de Otoño' (2010-)


Releyendo poemas antiguos -de los primeros-, a veces me sorprendo a mi misma, pues parecía tener una lógica y una madurez impropias en una niña de 13 años, cuando por otro lado, no era más que eso, una pre-adolescente. Quizás exagere, pero no he conocido a nadie de esa edad haciendo reflexiones semejantes -sobre la vida, la muerte, la soledad- que llevaba a cabo yo. ¿Será el alma de poeta? No me gusta auto subirme el ego, pero si no lo hago yo, nadie lo va a hacer por mi, y si hay de lo que puedo estar orgullosa, es de mi faceta de poetisa, aunque no destaque, ni escriba versos de gran calidad.

Éste es uno de los últimos poemas de uno de los primeros libros que escribí; ni siquiera figura como tal, pues lo encontré por casualidad en un folio dentro de un cuaderno.


Un Sueño llamado Vida

No, no se compra en tiendas, ni se
regala en concursos, ni se consigue
con tener mucho dinero,
el amor sólo lo consigue uno
quiero decir, que todos lo llevamos
dentro.


(17 de Agosto de 1993) (?)


De 'Poesías Completas' (1993)


El viento
tiene las alas blancas
susurra cuentos
con palabras que son ráfagas
historias del sol, o de las nubes
tras las cuales el sol sucumbe
y la lluvia son sus lágrimas
que la poesía escribe con palabras.


(26 de Diciembre de 1998)



Mil barquitas
se dirigen a aquella tierra
mil barcas pequeñitas
y yo no voy en ninguna de ellas
no me dirijo
a ninguna parte
ni me paro, ni soy caminante
no sigo un rumbo
por ningún sendero del mundo
ni tampoco navego
en ningún navío
para mi no hay camino
ningún camino seguir puedo.


(20 de Marzo de 1999)



De 'Filosofías' (1998-1999)

Friday, May 6, 2011

'Filosofías' fue el libro que escribí en mi último año de instituto. El título, muy simple, se me ocurrió por una las asignaturas que más me gustaban, y los temas son variados: desde el sentido de la vida Platónico, pasando por el otoño, y como no, la soledad.


Sócrates tomó el veneno
y Apolodoro se echó a llorar
el maestro después de beberlo
extrañado, le mandó callar;

Simmias y Cebes
también lloraban
¡'Con tanta dulzura bebe'
el veneno que lo mataba!

La habló a Critón
sus últimas palabras
y no le convenció
de que perduraría su alma.


(19 de Noviembre de 1998)



De 'Filosofías' (1998-1999)

Inspirado en el Fedón de Platón.

Thursday, May 5, 2011

Éste fue el primer cuaderno en el que derramé las palabras procedentes de un corazón aún infantil y sin prejuicios, palabras sinceras, poemas 'sintéticos' a veces, pero siempre, con la gran ilusión de destacar en algo, de hacer sentir con mis letras:



Cuaderno que, como se puede uno imaginar, guardo como oro en paño.

Me parece que data de febrero-marzo de 1993.


Wednesday, May 4, 2011

Te extraño, tierra mía
te extraño, querida Algeciras
extraño las calles repletas de flores
las paredes encaladas, y las ventanitas
con sus balcones
los farolillos y las patatas de feria
los paseítos y la brisa mediterránea
pues esta tierra que habito no es la mía
está muy lejos de serla;

Te extraño, tierra mía
¿volveré allí, antes del fin de mis días?


(4 de Mayo de 2011)


De 'La Soledad del Tiempo' (2010-)


River Lee

I don't wannna cry
any more
because there are people
who never understand me

I look areound and see
the beautiful River Lee
where I would like to be
engulfed by its waters, in the sea
why do I try so hard
to get to know people
who doesn't listen to me?

River Lee
I want to ride your waters
and sink under them
where all the people
understand me
River Lee,
you make me happy for awhile
thinking about your shining waters
but it's only a moment
and afterwards I will be unhappy
like forever
River Lee
Southern Ireland River
lead me to your waters, please
lead me towards the happiness.



(30 de Octubre de 1999)


De 'The Poems of the Emerald Isle: Ireland' (1999-2002)


Susan, the Bells are crying in the Rain

We never were friends
but we were friends in class
since we were six, in 1986
and I'll never forget you

I think of you for awhile
I still remember your voice
I still remember your smile
but you've gone forever
and that makes me sad

You weren't my friend
you even made fun of me
but now, that doesn't matter
too much

That joyride killed you
and your voice will never be heard again
your voice has died away
and the bells are crying in the rain.


(November 1999)


De 'On Poetry: to John Keats and other Poems' (1999-2003)


A mi compañera Susana, que murió en un accidente de coche en 1997.


M'agraden Molt las tevas Paraules

Me encanta que me mires
me encanta que me hables
me encanta cuando sonríes
y me encanta escucharte

Lo único que te pido
es que nunca te calles
y que si yo te miro
tu mirada no apartes

Puedes decirme lo que quieras
palabras dulces, hirientes, o sinceras
dímelo aunque me hagas llorar
dime lo que sientas
porque es lo que quiero escuchar.



(10 de Enero de 2003)


De 'Los Goznes del Infierno' (2002-2003)


A Naiciña

Son eu
miña nai
a tua
filliña
a nena máis fermosa
do teu corazón
a nena máis fermosa
do mundo.


(Abril (?) 1989)


Éste es el poema más antiguo que conservo. Se trata de una composición en Gallego, que desconozco si escribí para un trabajo de clase, y que encontré hace poco tiempo rebuscando en cuadernos y carpetas. Lo escribí en 4º de EGB. Al igual que otros, lo acompaña un dibujo.
Uno de los libros más breves que he escrito, aparte de los primeros, es 'La Acuarela'. Se trata de un conjunto de 7 u 8 poemas escritos en Español, y de tema variado, entre ellos, un par de poemas cómicos.

He aquí uno de los poemas que lo componen:


Manos

Manos que hablan

matan
aman
atan.

Manos que seducen
surgen
sufren
explican
miran.
Manos que dicen
manos tiernas que quieren
manos abiertas, manos sin puertas
manos hostiles
severas
querreras.
manos infantiles.

Manos pequeñas
inocentes
febriles
enfermas.
Manos que buscan
y no encuentran.
Manos sangrantes
manos que anhelan.


(31 de Julio de 2004)



De 'La Acuarela' (2004-2005)


De niña, pasaba siempre los veranos metida en casa por las tardes, viendo como los demás niños del barrio se iban a la playa o jugaban en la calle. Yo gastaba las horas mirando por la ventana, esperando que anocheciera, y me ponia eufórica cuando el sol se ponía, porque significaba que en ese momento era como los demás, que ya debían estar en casa. Me encantaba mirar como se encendían las farolas, como pasaban de verde a naranja, era mi pasatiempo favorito del verano, ¡vaya tontería, desde luego! De todas esas tardes solitarias mirando por la ventana, surgió un poema, aunque más que un poema, era una canción.

En las Navidades del año 90-91, de las mejores de mi infancia, y tras haber estado convaleciente dos semanas con una gripe, entre otras cosas, me habían regalado un radio casette, mi querido CFM-2000 de Sony, dentro de la gama de 'My First Sony':














(La imagen pertenece a
http://www.radiomuseum.org)

Estaba como loca con mi aparato de música, la llevaba a todas partes, me grababa cantando -de pequeña quería ser cantante-, grababa mis canciones favoritas de la radio, o, como en una ocasión, me grabé cantando un poema, totalmente improvisado:


Cuando las Bombillas se encienden

Cuando las bombillas se encienden
veo en ellas mi porvenir
veo en ellas lo malo que hay en el mundo
y también los hombres que matan
las bombillas se transforman
y veo todo lo malo del mundo
cuando las bombillas se encienden
tenemos tiempo para mejorar
cuando las bombillas se encienden
tenemos tiempo para cambiar
y hacer un mundo mejor
pero eso no ocurrirá
porque nosotros no queremos
cambiar el mundo
cambiar el mundo
cambiar el mundo
y hacerlo mucho mejor.



(Febrero de 1991)




Tuesday, May 3, 2011

Nothing is the same without You

How much it feels like raining now, and it's raining outside,
how can like this, for someone I don't really know one bit, cry?
how can I miss you so much, like breathing without air,
I miss your eyes, your smile, I look for and you aren't there,
how can you be so sweet to me, pretending you care?
how can you be this way, why, why and where?

Making gestures at the same time, nothing so sweet,
nothing so cute, so nice, and so lovely; I want to quit,
from this terrible world, and start a daydream,
and not to care about anything, not to care about a thing,
oh my dear, how much can I love you? how much can I love a ghost
like you, whose voice haven't ever heard? don't post
any other sweet words, please, don't do that again,
please don't do it, I miss you, I want to go away;

I miss you, I miss you, I miss you, I won't be tired of saying so,
I miss you, smile, smile, little cute boy, I feel so low,
don't go, don't ever, don't ever do that again,
don't give me hopes, don't anymore pretend,
I miss you this much, people are strange here,
they don't smile, don't care, don't whisper, don't feel,
maybe because they are not you, but you are just a mere dream,
oh don't, don't listen to me, don't read even this,
words are just words, no more than letters put together,
don't tell me any lovely word, don't do it, don't ever,
just understand, I miss you little Andrew, and not think,
I miss you this much, I miss you, I miss you, please...



(November 2004)


De 'From Sharon to Andrew: The Shattered Blue' (2004-2005)


Suelo guardar todo lo que escribo. Sin embargo, los primeros poemas, aquellas 'joyas' -por su valor sentimental visto desde ahora, no por otra razón-, no las consevo. Me refiero a:

-Para Rubén (?) (1986): Mi primer amor se llamaba Rubén Rocha y era un niño -más bien un trasto- un año menor que yo, así que en aquella época debía de tener 6 años. Si recuerdo bien, eran 4 versos y un dibujo de él diciendo un taco.
-Oda a la Naturaleza (1988): Escrito en una cartulina fucsia acompañada de unos dibujos en plastilina. Era una alegoría a la naturaleza, a sus verdes prados sobre todo.
-Señorita Beatriz (1989): Poema acompañado de un dibujo dedicado a mi profesora favorita del colegio. No recuerdo absolutamente nada de este poema.
-La Rosa y mi Abuelita (1990): Pequeño poema dedicado a mi abuela materna, en el que decía algo de que iba a recoger unas rosas al mar.
-Nana (1992): Nana en Francés que escribí en verano para matar el aburrimiento.
-A Cristina (1992): Cristina era una compañera de mi hermana, la más querida de su clase, popular y 'adorable', según sus compañeras. Yo traté de hacerme amiga suya, y para ello le escribí unos poemas. Idolatría absoluta.
-Para Sheila (del libro 'La Muerte y otros Poemas') (1994): Sheila era una compañera mía de clase en 8º; era la más estudiosa y muy irónica, aunque no érmaos amigas. A finales de curso, nos pasó a tod@s un cuaderno, y nos pidió que le escribiéramo algo para tener recuerdos de nsootr@s, ya que se marchaba del colegio. Yo le escribí un poema, del que sólo conservo el borrador. Le había gustado mucho, hasta el punto de que se emocionó.
-Para Montse, Sara, y Priscilla (1996): Tres de mis compañeras de instituto me pidieron que les escribiera unos poemas de amor para sus novios.

-If only (del libro 'Wild Wind Rumours') (2005): Poema de amor dedicado a Leo -un chico alemán- que había escrito en el ordenador de la facultad y que, al colgarse, se borró.

Creo que eso es todo.

Monday, May 2, 2011

La Puerta de Cristal

Dices que paseas siempre por las mismas calles
pero nunca revelas el motivo
quizás sea porque nadie te lo ha preguntado

Dices que siempre ves en gente diferente
el mismo rostro de felicidad
pero nunca ése que tú desesperadamente buscas

Dices que esperas horas y horas, sola
a que entre y te encuentre, y feliz
de verte, venga a hablar contigo
pero eso nunca ocurre
y te ahogas en el vaso de su ausencia
derramando palabras en folios olvidados

Y yo me pregunto, tras saber de tus letras
si algún día has de encontrar la puerta
que te ayude a escapar de tu tortura.


(4 de Enero de 2007)


De 'Esencia de Hojas Secas' (2006-2009)




Silencio Mudo

Silencio de almas
silencio de voces
el siencio me invade
porque soy solitaria

Silencio; puedo escuchar
el tenue viento
golpeando con suavidad
las ventanas que no cercan
los límites de mi soledad
es silencio, pero puedo escucharlo

Silencio mudo
te acercas, y no te escucho
te alejas, y no oigo tu murmullo
pero se que estás
aunque no te conozco mucho
se cómo eres, y tus palabras
también conozco
pues son mudas como tú,
silencio.


(27 de septiembre de 2001)


De 'On Poetry: to John Keats and other Poems' (1999-2003)




La Estatua junto al Muro

Había pasado el otoño
llegaba a su fin el invierno
los días largos, solitarios
se acercaban no a paso lento;

Junto al muro de piedra, el monumento
tardes azules, para mi grises
horas largas, añoranza, silencio
suena el piano olvidado del último piso;

Suena el piano olvidado junto al salón
¿quién lo toca? La melancolía
a veces se pasea sola
y me deja disfrutar la vida;

Visito todos los días la estatua
de piedra, fría y distante
la admiro, le hablo, pero nunca contesta
ignora cuánto me abruma la tristeza.


(Noviembre de 2010)




Aquella tarde la felicidad se acercó
a mi, de puntillas
como una bailarina, grácil y dulce
desconocida
cálida y dispuesta a permanecer
en mi vida;

Aquella tarde la felicidad
se acercó decidida
¿Qué pasó para que se lo pensara
dos veces?
Felicidad, mía, ¿dónde te encuentras?

Aquella tarde no tuve tiempo
de apenas conocerte
te extraño con locura
se que tu nombre ya he gastado
se que tú tienes otros quehaceres
pero, te suplico, vuelve a mi lado
¿qué es la vida sin tu presencia
de vez en cuando?
No digo diaria, pero alguna vez
sólo soy una mera pasajera
en el viaje que es la vida
no conozco estación alguna
en el paisaje no hay bellas vistas
las ventanas son transparentes
pero nada se ve
y la puerta y el muro de piedra
siempre están fríos.


(Noviembre de 2010)


De 'Días de Otoño, Tardes de Invierno' (2009-2011)




Me hieres en el centro más profundo,
pues conoces que el hombre no tolera
estar vivo sin más: como en un juego trágico
necesita apostar su vida en algo,
algo de que alza un ídolo, aunque con barro sea,
y antes que confesar su engaño quiere muerte.
Mi engaño era inocente, y a nadie arruinaba
excepto a mí, aunque a veces yo mismo lo veía.

Luís Cernuda, 'Noche del Hombre y su Demonio'.


Uno de los últimos libros que ha llegado a mis manos es una antología poética de Luís Cernuda. Hace poco, concretamente en febrero, tomé prestada una de la biblioteca, y fue tal el impacto que en mí produjeron algunos poemas, que decidí comprame una. Cernuda habla de la soledad como si estuviera hablando a través de mi, tal y cómo me gustaría hablar a mi de ella, con ua perfección y lucidez increíbles. No se mucho de este gran autor, pero en lo que respecta a esta tema, la soledad del poeta, y el recordar siempre la infancia, nos parecemos mucho. Claro que él es uno de los grandes poetas españoles del siglo pasado.

El fragmento del poema que he elegido, es el que me gustaría que abriese mi libro 'Nubes de Otoño', el que estoy actualmente escribiendo, pues de eso trata, de alzar a alguien a la categoría de ídolo, de basar tu vida en la búsqueda continua de alguien -o algo, ya sea un sentimiento o cualquier otra cosa-, que te ha marcado por su personalidad, alguien a quién gustarías de imitar, hasta tal punto de, a veces, olvidarte de cómo eres. Alguien con quién una amistad es algo imposible, y de cuya ilusión alimentas tus días.



Todas, todas tus palabras siempre guardo
para recordarlas en los momentos de tristeza
de este presente, que es ahora ya pasado
en esta vida mía, condenada a la soledad
que es mi destino como poeta;

Ya la luz es distinta hoy
comenzada ya la primavera
vago perdida, no se adónde voy
se deshace poco a poco el castillo de arena;

Castillo de arena, que cómo ilusión he construído
velozmente, aquellas tardes de otoño tempranas
como aquellas tardes doradas mirando los eucaliptos
más ya no queda nada, llegará pronto el verano
y con él, la autodestruccion de lo bueno vivido;

Se que te alejas cada vez más
conforme van pasando los días
mis ilusiones, ya a larga distancia
no las podré alcanzar
se que vivo de esta locura, locura, quizá alegría
alegría que en el tiempo se vuelve amarga;

¿Qué soy yo para ti?
¿Soy algo, si acaso alguien?
¿Soy tu alegría de vivir?
Sin embargo, tú para mi, sí
aunque ahora, alegría menguante;

Somos polos opuestos
tú, energía y vitalidad
yo, aflicción y soledad
tú, luz, yo, cielo negro
un constante quiero y no puedo
nada hay que te pueda ofrecer
más que una amistad duradera
y versos, mil versos le dedico a tu extraordinaria
forma de ser
yo no soy nada más que poeta.



(28 de Marzo de 2011)



De 'Nubes de Otoño' (2010-)